Educación menstrual

Por qué la menstruación es un tabú?

Tabú: designa a una conducta moralmente inaceptable por una sociedad, grupo humano o religión. Es la prohibición de algo supuestamente extraño (en algunas sociedades), de contenido religioso, económico, político, social o cultural por una razón no justificada basada en prejuicios. Romper un tabú es considerado como una falta grave por la sociedad que lo impone.
La palabra tabú tiene dos caminos. Por una parte, nos dice “sagrado”, “santificado”, y, por otra, “ominoso”, “peligroso”, “prohibido”, “impuro”. Lo opuesto al tabú se llama en lengua polinesia “noa”: lo acostumbrado, lo asequible a todos.

La sangre menstrual es un tabú.
La menstruación es un sangrado que acontece en la vida de la mitad de la población y, sin embargo, es un tabú. O sea, la mitad de la población sangra todos los meses, y de eso no se habla, ni se estudia, ni se trabaja, ni se investiga, si se presta atención, porque es tabú. Un tabú es entonces una forma de opresión social.

¿Por qué la menstruación es un tabú?
– No hay datos oficiales sobre la exposición vía vaginal a largo plazo a los químicos como la dioxina que poseen algunas toallas y tampones descartables.
– No hay mediciones del impacto ambiental que provocan los residuos patógenos de basura sanitaria proveniente de estos desechos descartables; ni del desmonte de bosques nativos para la extracción de materia prima necesaria para su elaboración.
– Se estudia menos, se invierte menos, se produce menor circulación de la información en torno a todo lo vinculado con la menstruación, desde la menarquía a la plenipausia. Un camino de desconocimiento.
– Hay ausentismo escolar por falta de acceso a productos de gestión menstrual. ¿Cuántas personas? ¿Dónde? ¿Qué consecuencias trae aparejado ese ausentismo?
– El Estado aún no reconoce a la gestión menstrual y el factor de desigualdad que produce, como un tema de política pública.
– Hay estigmatización y discriminación de lxs cuerpos menstruantes.
– Hay narrativas biologicistas, normativas, hegemónicas que intentan invisibilizar, acallar, medicalizar y sobrehormonizar lxs cuerpos menstruantes.

Flor Salotto

Equipo de Comunicación de Me Luna Argentina