Fabrica-MeLuna
Educación menstrual

Calidad y seguridad, un recorrido por la fábrica Me Luna en Alemania

Venimos de preguntarnos qué es aquello que valida las decisiones que tomamos acerca de nuestrx cuerpx y las experiencias a las que nos exponemos. Por eso creemos importante hablar del material de nuestra copa Me Luna. La Copa Menstrual Me Luna®️es la única copa menstrual hecha en TPE de fabricación completamente alemana tanto el origen del material como el proceso de fabricación. Avalada y garantizada por todas las certificaciones que mencionamos en este mismo blog, pero por sobre todo, por miles de personas menstruantes acercándonos sus experiencias positivas.

El TPE o Termoplástico Elastómero es un material hipoalergénico utilizado en cirugía. No contiene blanqueadores, desodorantes o geles absorbentes.Está libre de PVC, silicona, látex, proteínas, por lo tanto Me Luna es hipoalergénica. Los alquilfenoles no se utilizan en su fabricación.

Y algo que la hace única, y por eso la amamos, es que es biodegradable. O sea que cuando ya cumpla su ciclo de vida, la podes cortar en pedacitos y ponerla en la tierra. 

Los tintes que le dan el color son seguros, debido a la permeabilidad del TPE, el color se fija muy fácilmente usando el 4% de colorante alimenticio. Su uso es 100% seguro cumpliendo la normativa ISO9001 internacional.

La copa menstrual Me Luna cuenta con su fábrica en un polo sustentable en la ciudad de Gunzenhausen, Alemania.

Conoce la fábrica en este vídeo:

 

Tuvimos la oportunidad de estar ahí varias veces y te contamos nuestra experiencia.

Vamos de viaje a la fábrica de Me Luna. Tomamos un avión rumbo a Frankfurt. De ahí tenemos 2h aprox hasta llegar a Gunzenhausen, zona de la Bavaria. Desde el tren vemos campos de paneles solares. Estamos entrando en un polo industrial sustentable. Cuando llegamos, encontramos un pueblito de cuentos, de esos medievales y nos morimos de nervios y de miedo y de felicidad. Siempre las emociones son muchas y mezcladas, mitad no la podemos creer, mitad está todo bien y agradecemos por estar ahí, viviendo una experiencia enorme de crecimiento humano y profesional. Hace 3 años que visitamos la fábrica.

Esto nos cuenta Florencia, presidenta de Me Luna Argentina:

“En 2017, con quien era mi compañero, viajamos a conocer la primer fábrica de Me Luna y lo que iba a ser “la futura nueva fábrica”. Ese año firmamos por primera vez en vivo el contrato de distribución exclusiva para Argentina. En 2018 viajamos de nuevo, esta vuelta con Sofía, hermana de la vida y referente profesional. Nos dimos cuenta que Me Luna no tenía chimeneas ni máquinas que producían contaminación y que quedaba en medio del campo! Desde la sala de reuniones veíamos los molinos de viento que dan energía al pueblo. El techo es íntegramente de paneles solares, con los que se alimentan las máquinas que producen las copas. Preguntamos por qué no había basura y nos contaron que reciclan el 95% de lo que generan. Una noche entre muchas buenas birras alemanas, intentamos explicar lo que era la “inflación”. Sofi lo logró con éxito y con elegancia! En 2019 viajamos con mi socia y hermana Melina. En ese viaje crecimos juntas, tanto como Me Luna lo había hecho en Argentina. La reuniones fueron complejas y nosotras fuimos la mejor versión de nuestra sociedad. Encontramos en la parte de atrás de la fábrica una huerta orgánica y vimos pasar un lince. Nos miramos, nos reímos, y entramos a firmar el contrato de nuevo. El año pasado Me Luna cumplió 10 años de producción y distribución en todo el mundo, y nosotras cumplimos con nuestro trabajo. Siempre decimos, los sueños no se cumplen, se trabajan”